Beatriz Peñalver
moda

Beatriz Peñalver

Los que me conocen saben que, aunque nací en el sur, viví tan poquito tiempo allí que apenas conservo recuerdos. Entenderéis, pues, que el día que una servidora descubrió los vestidos de Beatriz Peñalver, surgió en mí un amor a primera vista ligado, seguramente, a mis orígenes más antiguos.

Colección tras colección, esta joven diseñadora gaditana ha pulido su estilo y ha mostrado un carácter fuerte y tenaz en la costura y el patrón.

Siguiéndola, descubres que hay una preciosa evolución que parte del traje de flamenca de toda la vida hacia un estilo femenino más actual y contemporáneo.

Admiro como los volúmenes de sus primeros diseños, silueteados y repletos de volantes blandos y al viento, pasan a ser prendas más rígidas y más cilíndricas. Los vestidos, colmados de drapeados y mangas XXL consiguen perfilar una nueva silueta con sello personal.Beatriz Peñalver

Para rizar el rizo, esta primavera se ha arrancado con una colección de vestidos de novia dignos de admirar, mezclando aires zíngaros y romanos que hacen entregarse por completo a su singular mundo.Beatriz Peñalver

La guinda del pastel la ponen los zapatos que ha diseñado para Myblüchers que, a mí parecer, respiran esa genialidad tan suya.

www.beatrizpenalver.es

 

Muy ligado a la diseñadora me animo a presentar el cineasta y pluricreador visual Raúl Rosillo, director de «Quimera«, un fashion film con vestidos exclusivos de Beatriz.

He leído sobre él que encarna «la nueva generación del surrealismo andaluz«, será?

Este algecireño tiene un sentido estético y del color abrumador. En sus videocreaciones, cargadas de moda por los cuatro costados, consigue convertir las prendas de ropa en personajes principales con vida y carácter propios.

A mí, me embelesó con «Quimera», pero al descubrir su obra me apasioné por todo su universo

www.byraulrosillo.com

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.